moldes de silicona de patrimonio

1999-Réplicas romanas de «Labitolosa»

Moldes de silicona para hacer reproducciones de Patrimonio  en el yacimiento hispanorromano de "Labitolosa",  en  La Puebla de Castro (Huesca)

Reproducción a través de la realización de moldes de silicona de cada uno de los monolitos de piedra labrada con textos en bajorrelieve. Los moldes se realizaron en el propio yacimiento arqueológico. El destino de la réplicas es sustituir a las originales en el yacimiento, y las originales guardarlas en el Museo provincial de Huesca.

HISTORIA: Labitolosa es una ciudad romana fundada en el área del Pirineo para asegurar la conquista y el control de esta zona montañosa que separaba Hispania y la Galia. Su localización está en las laderas del llamado Cerro Calvario de La Puebla de Castro, en la provincia de Huesca; este cerro se eleva sobre el río Ésera y se encuentra enclavado en las antiguas vías de comunicación que transcurrían el valle del Cinca y el somontano pirenaico.

La curia tiene unas dimensiones de 18,30 x 11 metros y está dividida en dos estancias: un vestíbulo de 4 x 9,50 metros y una gran sala de 11 x 9,50 metros. En el interior de esta sala se encontraron una serie de pedestales honoríficos y junto a tres de sus paredes veintiún zócalos de mármol y caliza rosácea o amarillenta; cada zócalo debía de sostener un pedestal con su inscripción y sobre el cual estaría la estatua del personaje nombrado en la inscripción. En los flancos de la puerta había dos grandes basas de arenisca con cornisas y pedestales ecuestres. De este conjunto se han conservado en su sitio dos inscripciones, dedicada una al Genio de la ciudad –representación de la divinidad protectora de la ciudad- y otra dedicada a un notable labitolosano, Marco Clodio Flacco. El período de construcción de esta curia se data entre el 120 y el 130 d. C., cuando la ciudad gozaba de su mayor período de esplendor.